Aprenda sobre los tumores benignos de tejidos blandos

¿Qué es un tumor benigno de tejidos blandos?

Un tumor de tejidos blandos es una proliferación de células anormales en partes blandas del cuerpo. Estos tejidos incluyen los músculos, los vasos linfáticos y sanguíneos, los nervios y los tejidos adiposos (grasa). También pueden incluir cartílago y otros tejidos conjuntivos. Cuando un tumor es benigno, esto significa que no es cáncer. La mayoría de los tumores de tejidos blandos son benignos.

Los tumores benignos no se propagan a otros tejidos y órganos. Generalmente no son potencialmente mortales. Pero pueden causar problemas si crecen demasiado, ejercen presión sobre nervios o provocan dolor.

¿Cuáles son algunos tipos comunes de estos tumores?

Algunos tipos comunes de tumores benignos de tejidos blandos incluyen:

Lipomas.

Estos tumores se forman de células de grasa. Los angiolipomas son un tipo de lipoma compuesto de grasa y vasos sanguíneos.

Tumores de la vaina nerviosa.

Los tumores en un nervio pueden incluir schwannomas y neurofibromas. Es posible que deban extirparse.

Tumores sinoviales benignos.

Estos aparecen alrededor de los tendones, cerca de la rodilla, la cadera, el codo o el hombro. Como ejemplos se incluyen el tumor de células gigantes de la vaina tendinosa y la condromatosis sinovial.

Hemangiomas.

Estos son tumores de los vasos sanguíneos.

Tumores desmoides.

Estos tumores aparecen comúnmente en el hombro, el pecho, la espalda y los muslos.

Fascitis nodular.

Estos aparecen con más frecuencia en los brazos. Pueden crecer rápidamente.

Otros tipos de tumores pueden aparecer en la piel, el abdomen, los brazos y las piernas, órganos y nervios.

¿Cuáles son los síntomas?

A veces, un tumor puede sentirse como un bulto bajo la piel. Si el tumor está muy profundo por debajo de la piel, tal vez no pueda sentirlo. También podría sentir dolor cerca del tumor si es grande o si está presionando sobre algo.

¿Cómo se diagnostican estos tumores?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes de salud y lo examinará. Un examen físico puede ayudar a su médico a diagnosticar algunos tumores de tejidos blandos.

Su médico podría detectar un tumor al tomar radiografías u otro tipo de pruebas por imágenes debido a otro problema.
Si su médico no está seguro de qué tipo de masa se trata y si sus síntomas pudieran ser señales de un tumor, le harán algunas pruebas. Las pruebas pueden ayudar a cerciorarse de que el tumor no sea cáncer. También pueden ayudar al médico a decidir la mejor manera de tratar el tumor.

  • Es posible que le hagan una o más pruebas por imágenes para poder observar mejor el tumor. Estas pueden incluir:
    • Radiografías (rayos X).
    • Ecografías.
    • Tomografía computarizada.
    • Resonancia magnética.
  • Tal vez necesite análisis de sangre y otras pruebas analíticas.
  • Podría necesitar una biopsia para poder observar una muestra del tumor bajo el microscopio. Esta muestra también puede usarse para detectar biomarcadores. Estos ayudarán a planificar el tratamiento.

Los médicos también podrían observarle otras partes del cuerpo para ver si tiene otros tumores.

¿Cómo se tratan?

Algunos tumores benignos de tejidos blandos que no están causando problemas pueden ser observados a lo largo del tiempo. Algunos pueden permanecer estables o irse por sí solos. Pero si el tumor causa dolor, está creciendo o le afecta el movimiento, tal vez sea necesario extraerlo.

Usted también puede optar por hacerse extirpar estos tumores si le molestan o si no le gusta cómo se ven.

Los médicos pueden extraer algunos tumores por medio de una operación. En algunos casos, pueden usarse otros tratamientos, incluyendo medicamentos.

Hable con su médico o especialista acerca de otros tipos de tratamientos para el tumor. Después de su tratamiento, es posible que su médico desee revisar la zona nuevamente para asegurarse de que la masa no reaparezca.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de sus exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

Más de cerca: Lipoma

¿Qué es un lipoma?

Un lipoma es una masa de células de grasa en una cápsula delgada y fibrosa que suele encontrarse justo debajo de la piel. Los lipomas no son cancerosos y no se convierten en cáncer. Se encuentran más a menudo en el torso, el cuello, la parte superior de los muslos, la parte superior de los brazos y las axilas, pero pueden ocurrir casi en cualquier parte del cuerpo. Puede haber uno o más lipomas al mismo tiempo.

Los lipomas son las masas de tejido blando no cancerosas más comunes.

¿Cuál es la causa de un lipoma?

La causa de los lipomas no se entiende completamente, pero la tendencia a tenerlos es hereditaria. Una lesión menor puede desencadenar la formación. Tener sobrepeso no causa lipomas.

¿Cuáles son los síntomas de un lipoma?

Por lo general, los lipomas:

  • Son pequeños [0.4 pulgadas (1 cm) a 1.2 pulgadas (3 cm)] y se sienten justo debajo de la piel.
  • Se mueven y tienen una consistencia blanda y gomosa.
  • No causan dolor.
  • Permanecen del mismo tamaño por años o crecen muy lentamente.

A menudo, el síntoma más molesto es el lugar o un aumento de tamaño que lo haga muy visible.

¿Cómo se diagnostican los lipomas?

Generalmente, un lipoma puede diagnosticarse por su aspecto solamente, pero su médico podría querer extraerlo para asegurarse de que la masa no sea cancerosa.

¿Cómo se tratan los lipomas?

Los lipomas no suelen tratarse, porque la mayoría de ellos no duelen ni causan problemas. Su médico puede solicitar una prueba de imagen, como una ecografía . O su médico puede extraer el lipoma si le duele, se infecta o le molesta.

La mayoría de los lipomas puede extraerse en el consultorio de un médico o en un centro quirúrgico ambulatorio. El médico inyecta un anestésico local alrededor del lipoma, hace una incisión en la piel, extrae la masa y cierra la incisión con puntos (suturas). Si el lipoma se halla en una zona del cuerpo a la que no puede llegarse con facilidad a través de una incisión sencilla en la piel, puede ser necesario extraer el lipoma en la sala de operaciones con anestesia general .

¿A quién afectan los lipomas?

Los lipomas ocurren en personas de todas las edades, pero aparecen con más frecuencia en personas de mediana edad. Los lipomas únicos ocurren con la misma frecuencia en hombres y mujeres. Los lipomas múltiples ocurren más a menudo en hombres.

¿Dónde puede encontrar más información en inglés?

Vaya a https://www.healthwise.net/patientEd.

Escriba S210 en la búsqueda para aprender más acerca de “Aprenda sobre los tumores benignos de tejidos blandos – [ Learning About Benign Soft Tissue Tumors ].”
Revisado: 19 diciembre, 2018
Versión del contenido: 12.1
© 2006-2019 Healthwise, Incorporated.

Lipoma: Instrucciones de cuidado – [ Lipoma: Care Instructions ]

Instrucciones de cuidado

Un lipoma es un crecimiento de grasa justo debajo de la piel. Podría sentirse blando y gomoso. Los lipomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Pero son más frecuentes en el torso, el cuello, las axilas y la parte superior de los muslos y los brazos. Los lipomas no se transforman en cáncer.

Por lo general, los lipomas no se tratan porque la mayoría no son dolorosos ni causan problemas. Pero su médico podría extraer un lipoma si le causa dolor, se infecta o le molesta.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de sus exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Cómo puede cuidarse en el hogar?

  • Un lipoma no suele requerir cuidado en el hogar a menos que su médico le haya hecho un corte (incisión) para extraerlo.
  • Si su médico le dijo cómo cuidarse la incisión, siga las instrucciones de su médico. Si no recibió instrucciones, siga estos consejos generales:
    • Lave alrededor de la incisión con agua limpia 2 veces al día. No use peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) ni alcohol. Estos pueden retrasar la sanación.
    • Puede cubrir la incisión con una capa delgada de vaselina y una venda no adherente.
    • Aplique más vaselina y cambie la venda según sea necesario.

¿Cuándo debe pedir ayuda?

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Tiene señales de infección, tales como:
    • Aumento del dolor, la hinchazón, la temperatura o el enrojecimiento.
    • Vetas rojizas que salen del lipoma.
    • Pus que sale del lipoma.
    • Fiebre.

Preste especial atención a los cambios en su salud y asegúrese de comunicarse con su médico si:

  • El lipoma crece o cambia.
  • Usted no mejora como se esperaba.

¿Dónde puede encontrar más información en inglés?

Vaya a https://www.healthwise.net/patientEd.
Escriba J054 en la búsqueda para aprender más acerca de “Lipoma: Instrucciones de cuidado – [ Lipoma: Care Instructions ].”
Revisado: 1 abril, 2019
Versión del contenido: 12.1

© 2006-2019 Healthwise, Incorporated. Instrucciones de cuidado adaptadas bajo licencia por Greenville Health System. Estas instrucciones de cuidado son para usarlas con su profesional clínico registrado. Si tiene preguntas acerca de una afección médica o de estas instrucciones, pregunte siempre a su profesional de la salud. Healthwise, Incorporated niega cualquier garantía o responsabilidad por su uso de esta información.